• (+506) 2771-6994
  • info@escuelaycolegiodelvalle.com
  • San Isidro de El General, Pérez Zeledón
  • Noticias

    Eventos y actividades recientes de nuestra institución

    La educación como necesidad de vida

    Todo ser humano tiene la necesidad inherente de aprender, desde el nacimiento el ser se ve envuelto en un mundo desconocido del cual tiene que aprender y adaptarse.

    El niño comienza su desarrollo de aprendizaje bajo un esquema de supervivencia y de curiosidad del medio, posterior a esto siente la necesidad de conocer más de su entorno y su nivel de razonamiento lo lleva a adquirir destrezas y habilidades cada vez más inteligentes, formando criterios de aprendizaje más elaborados y metódicos.

    A partir de este principio el niño, dentro de un esquema social, logra desarrollar una serie de conductas y habilidades que le permiten comportarse esquemáticamente dentro de una sociedad y a su vez trasmitir estos conocimientos y conductas a otros.

    Estas normas de conducta dan las bases para desarrollar un esquema educativo de la sociedad, que en primera instancia queda en responsabilidad de la familia y la religión, siendo la educación un conjunto de normas sociales que los individuos deberían cumplir para convivir en la sociedad.

    De aquí se van dando un desarrollo cognitivo del aprendizaje basado en costumbres, tradiciones y valores de la familia y la sociedad que posteriormente se llevan a establecerse en instituciones que formalizan el proceso de aprendizaje como la base educativa de la sociedad y en la cual todo individuo, por su naturaleza, debe tener derecho a esta formación educativa que la sociedad establece.

    Es por esto que la educación se convierte en un derecho humano básico. Al igual que todos los derechos humanos, es universal e inalienable y se establece, después de muchas luchas sociales, que todas las personas, con independencia de su género, origen étnico o situación económica, tengan derecho a ella.

    No obstante, todavía en nuestra sociedad existe un alto número de personas a nivel mundial que no cuentan con esta educación básica establecida por la sociedad y se presentan altos índices de analfabetismo.

    Subyacente a estos principios, la idea única de que se debe tener acceso a una educación no es suficiente: la calidad y la duración de la educación son igualmente importantes. Ya hoy en día la necesidad del ser humano no radica solo en educarse, sino que esta educación debe ser cada vez más de un nivel superior, acorde con las necesidades actuales de la sociedad y en relación a los avances científicos y tecnológicos.

    Otro pilar importante en la educación de hoy en día es el hecho de volver a educar en emociones y no solo en aspectos intelectuales. Una persona emocionalmente equilibrada y educada puede llegar a desarrollarse y adaptarse mucho mejor a la sociedad actual tan cambiante y acelerada. Una educación con bases en valores y principios que rigen los derechos humanos es en lo que la sociedad debe invertir para llegar a tener esos ciudadanos capaces ser felices y aportar bienestar a su sociedad.

    La educación tiene el potencial de mejorar la salud, de aumentar la sostenibilidad medioambiental y de ayudar a erradicar la pobreza y el hambre. Al mismo tiempo, la consecución de programas de mejora de la educación contribuirá a que los miembros inmersos en el proceso educativo tengan acceso a una formación de calidad y puedan beneficiarse de ella.

    Para lograr una educación de calidad, nuestra institución se encuentra comprometida con la calidad de la enseñanza, con la innovación pedagógica y la formación emocional de cada uno de nuestros educandos, como pilares fundamentales en la creación de este esquema educativo que todos anhelamos, calidad de enseñanza con formación emocional.

    Jackson Baldí

    Jason Baldi Padilla
    Director operativo