• (+506) 2771-6994
  • info@escuelaycolegiodelvalle.com
  • San Isidro de El General, Pérez Zeledón
  • Novedades

    Una crisis que nos da la enseñanza que unidos somos más fuertes

    Días inciertos

    Estamos ante una situación difícil nunca antes vivida por nuestra sociedad. Primero que nada, hay que considerar que el cierre de los centros educativos y la sustitución de las clases presenciales por la formación a distancia y con ayuda de la tecnología no tiene alternativa posible. En la situación que nos encontramos de crisis sanitaria no hay otra salida posible que la de cerrar los centros educativos y sustituir las clases presenciales por la formación a distancia o en línea.

    Entre los efectos negativos del cierre de la institución se encuentra que una parte del aprendizaje podría no ser de la calidad esperada pero la suspensión del proceso de enseñanza y aprendizaje de los estudiantes podría traer consecuencias más serias en el proceso educativo de la población que hoy educamos.

    Un reciente artículo de Joshua Goodman (Profesor de la Universidad de Harvard) muestra con un estudio que los efectos académicos de la suspensión de clases a todos los alumnos pueden atenuarse si hay una respuesta coordinada y no se alarga en el tiempo.

    Esta respuesta educativa debe ser guiada con un gran acompañamiento de los docentes a cargo y con ayuda en clases virtuales, videos, prácticas dirigidas, etc; y por supuesto con la ayuda del correo electrónico y la aplicación WhatsApp que han sido los medios digitales estrella.

    Dos medios digitales con los cuales podemos mantener la comunicación con las familias y alumnos, y controlar el desempeño académico en estos días, y se trata de que haya una facilidad de acceso para todos.

    Con este sistema tan elemental, los profesores preparan correos a diario en los que especifican la tarea, mandan mensajes por WhatsApp y están pendientes del trabajo de los alumnos. En algunos casos implica que los estudiantes adjunten alguna foto u otro archivo complementario. En todo este hilo de mensajes, los padres pueden expresar si han visto con dificultades a sus hijos y resolver las dudas que tengan. El punto final del día suele venir de la mano de los comentarios finales de los docentes, revisión de trabajos y aclarar todas las dudas que los estudiantes plantearon.

    Existe una gran anuencia por parte de los docentes por aclarar las dudas de los padres y estudiantes en todo momento, extendiendo el horario de atención hasta las 9 p.m. Este trabajo es para los docentes un poco más extenuante que el proceso normal ya que implica una labor casi que individual para poder cubrir con cada una de las necesidades de los estudiantes. Aun así, se percibe un ambiente de mucha motivación por parte de todo el personal docente de la institución.

    Enseñanza en tiempos de crisis

    Este proceso de educación a distancia nos permitirá posteriormente, en clases presenciales, retomar los temas vistos a distancia y poder reforzar las temáticas antes de ser evaluadas. Una vez iniciado el proceso normal de clases presenciales podremos ofrecer la oportunidad de impulsar, entre los estímulos educativos que seguirán a esta emergencia, clubes y tutorías de reforzamiento académico a los estudiantes que lo ameriten, así como valorar la posibilidad de dar clases en semanas administrativas y en el mes de diciembre para así poder obtener una mayor calidad de aprendizaje en este año.

    Así, los alumnos que demuestren una problemática en su aprendizaje tienen más probabilidad de recuperarse académicamente en un entorno conocido y de confianza ideal para el aprendizaje y que a su vez sus padres o encargados sientan más confianza en el apoyo educativo que se le brinda a cada alumno.

    Estamos recorriendo un camino desconocido impuesto por una crisis mundial que nos trajo el COVID 19, pero esta situación ha sacado lo mejor de cada uno de nosotros para adaptarnos a un mundo diferente.

    Nos tocó vivir el cierre de la institución de un día para otro, ver el corte de un ciclo de aprendizaje presencial y adaptarnos a un proceso desconocido para muchos de enseñanza a distancia, pero estamos seguros de que saldremos adelante en todo esto.

    La situación económica que estamos experimentando en la actualidad nos llena de incertidumbre y preocupación. Comprendemos la situación que toda la población está enfrentando y también entendemos que nuestra institución es una asociación sin fines de lucro que invierte todos sus recursos en el día a día del funcionamiento operativo de la organización. Por naturaleza de la institución, todo el presupuesto es ejecutado mes a mes en la forma como van ingresando los pagos de todas las familias y que a su vez no nos permite crear un capital que nos sirviera como prevención para estas emergencias, ya que no tenemos un afán de lucro como la mayoría de las empresas privadas.

    Queremos que toda la comunidad de La Escuela y Colegio del Valle esté informada de que la Junta Directiva, Comité coordinador, personal administrativo y docente estamos trabajando día a día en buscar estrategias que nos permita mermar la problemática que vivimos. Estamos analizando la situación financiera que puede enfrentar la institución y tratar de buscar formas de disminución de costos y minimizar el daño en nuestros ingresos.

    Debemos recordar también que gran parte de nuestro personal docente y administrativo son padres de familia en la institución y dependen de un salario que es pagado por la asociación y tienen gran incertidumbre sobre el futuro financiero que vaya a enfrentar la organización. Es probable que este sector de nuestra comunidad sea el más vulnerable y su estabilidad y tranquilidad estará relacionado con el nivel de motivación y productividad que ellos entreguen a nuestro proceso educativo y organizativo. Esta incertidumbre no afecta a un solo sector, es a todos y entre más solidarios seamos y más comprometidos estemos hacia nuestra institución, mayor va ser el éxito que tengamos o menor el daño colateral que nos afecte.

    Agradecemos todo el apoyo que las familias del Valle nos han dado, tanto en la ayuda en la coordinación con cada uno de los profesores en el aprendizaje de sus hijos, como en la responsabilidad en el pago de las mensualidades de la colegiatura. Estos ingresos nos han ayudado a cubrir los gastos que teníamos presupuestados para este mes y poder hacer frente a algunos gastos futuros.

    Gracias a todo el personal por su intachable labor en estos momentos, gracias familias del Valle por su colaboración y apoyo y sobre todo gracias a Dios por cuidar de nuestra comunidad e institución.

    Dios los bendiga y proteja a todos en estos días

    Jason Baldí

    Jason Baldi Padilla
    Director operativo

    Abrir chat
    ¿Tiene alguna consulta?